Generalmente por las noches el papá del canijo suele ser el que le lee los cuentos, por que es una manera que tienen de poder pasar un ratito juntos, sin embargo nuestro canijo se está haciendo mayor y después de tres años compartiendo sueños en nuestra cama, ha llegado el momento de partir hacia la otra habitación donde mamá y el canijo despiden el día con el cuento ” ¿De que color es un beso?” de Rocio Bonilla.


Nosotros nunca hemos tenido prisa por que se fuera de nuestra cama, de hecho pensabamos que si llegaba otro canijo a nuestras vidas habria que comprar una cama más grande. Sin embargo el canijo empezó a dormir toda la noche del tirón y hablar en sueños. Veiamos que aunque el dormía genial nosotros no lo haciamos tanto, así que acondicioné la habitación que teniamos al lado, con sus juguetes y peluches y se la enseñé al canijo. Su cara fué pura ilusión, así que esa misma noche nos dispusimos a dormir. No se si el lo intuia o lo sabia a ciencia cierta que esa noche dormiría a en esa habitación, pero cogio mi mano y después me abrazó, yo me quedé muy quieta hasta que noté que no se movia. Me levanté, le di un beso en la mejilla y me fuí a mi habitación. Ya han pasado dos semanas y sigue durimendo en su camita sin problema, yo sigo metiendome con el hasta que se queda dormido. Y en esos ratitos nos abrazamos nos damos besitos. Yo muchas veces le cojo la carita y le digo que le quiero y el me contesta que tambien me quiere. Entiendo que todas estas cosas antes de dormir le hacen sentir seguro y a salvo.
Por eso este cuento nos ayuda a entrar en calor.  ” ¿De que color es un beso?”  , es un álbum tierno y simpático. Minimoni es una niña creativa que nos cuenta las cosas que pinta, con tono de humor, , describiéndonos los colores de las cosas que le gustan y que no le gustan, para poder averiguar el color de los beso. Las ilustraciones son nítidas, y coloridas sobre un fondo blanco, nos ayuda a distinguir perfectamente el color de lo que estamos hablando. Además nos ayuda con las emociones ya que describe la tristeza y el enfado, el asco, el miedo de una manera muy simpática y divertida. Personalmente nos gustan mucho las ilustraciones de este tipo para contar cosas tan abstractas como los sentimientos y el cariño ya que no distraen. Si es cierto que en otras ocasiones creo que los ambientes ayudan a entrar a los canijos en según que cuento, pero en este lo que envuelve son las palabras y las descripciones de Minimoni  sencillas, descriptivas y directas, haciendo que que nos metamos de lleno en lo que nos quiere contar. 

Puede ser que no sea un álbum propiamente para las buenas noches, pero invita a averiguar ese “noseque” que  que tienen los besos ya que entre risas y achuchones y algunos besos vamos dilucidando el color de un buen beso, y aunque puede que no encontremos un color en concreto, si podemos ir describiendo a través de los colores lo que nos hace sentir. Y creo que es por eso que nos ha conquistado, por que nos invita a querernos a mimarnos y a pasar tiempo juntos. Y es tanto así que aunque el canijo tiene claro ya de que color son los besos ( rojo, rosa y de colores, lo de rosa y rojo creo que es por mis pintalabios y de colores por el final del cuento) no quiere parar de leerlo y releerlo y a mi me encanta por que es la excusa perfecta para seguir comiéndomelo a besos.
Os recordamos que si queréis haceros con el libro solo tenéis que pinchar al título del libro, os enlazará a Amazon (enlace afiliado)