Cuando vi el libro En la caja maravillosa. Viaje al interior de la vida de Salvador Macip Una sensación de familiaridad me vino y no sabía muy bien porqué hasta que descubrí que el ilustrador no es más ni menos que Emilio Urberuaga, el mismo que ilustraba a nuestro querido Manolito Gafotas. Una de mis colecciones referentes en mi juventud. Los mismos libros que compartía y me pasaba con una amiga, aun incluso sin saber muy bien como podían ser los barrios de Madrid, pero que mi querida Elvira Lindo me hacía imaginar con las venturas y desventuras de Manolito.

No me quiero enrollar, pero me emocioné tanto cuando recordé mis tardes de lectura que no podía dejarlo pasar. Las ilustraciones como os podeis imaginar son bellas las mires por donde las mires y tratandose de un cuento divulgativo se agradece enormente.

De que trata el libro

El cuento podría ser sobre cualquier niño, que no hay nada mas cientifico que un niño curioso. La protagonista de nuestra historia, Alicia se hace una pregunta que seguramente se ha hecho más de un niño. «¿Como sabemos si una cosa está viva o no?» . El padre de Alicia, con paciencia y amor le invita a un gran viaje donde descubrirá el maravilloso mundo de las células, el inicio de toda vida y todas sus curiosidades. Un viaje no sólo informativo si no también emocionante.

La forma en la que nos explica como es por dentro una célula es divertida y entretenida. El autor Salvador Macip, es médico, investigador y escritor. Con este libro nos ha abierto una ventanita a su mundo. No me refiero sólo al mundo de la ciencia si no también al de la curiosidad y apela a lo mejor que tienen un niño su imaginación.

Que nos ha parecido

En la Caja Maravillosa. Viaje al interior de la vida. Nos hablan de eso de una caja maravillosa de verdad, que son los seres vivos y de un viaje apasionante. Nos encanta que se haya puesto tanto cuidado en las ilustraciones. No sólo son claras, sino que son llamativas y preciosas. Cada una de ellas llenas de una explosión de colores. Tanto es así que a nosotros nos ha inspirado y nos hemos puesto a pintar con acuarelas para intentar imaginar cómo puede ser el mundo de las células.

Las explicaciones son muy interesantes y cumplen con lo que pretenden hacerse entender. Sin perder claro el sentido de la aventura y la diversión. No olvida en ningún momento a quién está dirigido el libro y lo hace cercano y divertido.

Es perfecto tanto para prelectores, ya que las imágenes hablan por si solas, y es genial para ese momento ¿Y porque?. También para primeros lectores ya que saciará su curiosidad y los introducirá en el mundo de la divulgación científica. Creo que después os pedirán mas libros como este