Reseña completa del cuento: Tu y yo hermanos de la ed. Combel

Tu y yo hermanos Reseña

Que encontrarás aquí

Le tenía muchas ganas a este cuento, después del libro anterior de Elisenda Roca «Tu y yo, el cuento más bonito del mundo» . El primero nos encantó por que nos contaba como era eso de que llegara un nuevo miembro de la familia. Un libro precioso que tengo pendiente de reseñar pero que es enternecedor y totalmente empático con los sentimientos de los hermanos mayores.

En este cuento nos encontramos con los mismos niños ya un poco más mayores. Lo que le da un punto diferente ya que nos permite ver como la relaci,n crece y se complica a partes iguales, algo que no es ajeno para nada a una relación entre hermanos y su día a día.

De que trata Tu y yo hermanos

El hermanito pequeño , ya no es tan bebé, ha crecido un poquitín, y lo que antes era un niño blandito y amoroso ahora tiene sus cosillas. Lejos quedó en la mente de nuestro protagonista, la primera vez que andó, o cuando llevaba pañales, las tremendas carcajadas o los gritos de su hermanito.

Cuentos sobre hermanos

Ahora la cosa se ha complicado un poco, pero no te equivoques, siguen queriéndose tanto o más como el primer día. Simplemente hay algunas cosas en las que no consiguen acabar bien.

Ella es más ordenada, a él le gusta mezclarlo todo; a él le gusta el pop y a ella le va más bailar hiphop; a ella le gusta montar y a él le va más el desmontar o tirar. La verdad que aunque a simple vista parezcan los dos adorables y encantadores sus diferencias existen y tienen que convivir con ellas. Lo peor de todo, es que los dos son un poco orgullosos y siempre piensan que la culpa es de otro.

tu yo hermanos por dentro
tu y yo hermanos reseña completa cuento

Claro las diferencias parecen muchas y puede parecer imposible que en realidad se quieran, pero es así, por que también hay muchas cosas en las que son un verdadero equipo.

Tienen algunas cosas en común que disfrutan haciendo juntos, como es sacar al perro, ir a la playa o buscar piedrecillas. Además muchas veces se echan mucho de menos, y muchas veces están ahí cuando el otro rie o está herido.

Puede parecer complicada la relación, pero no lo es, simplente son hermanos que aunque tienen sus diferencias, todo lo demás les compensa mucho más y por eso se quieren.

Lo que más nos gusta de este cuento

Lo real que es, yo lo leía y no podía parar de imaginarme a mis hijos en esa situación. Cualquier hermano que lo lea, se puede sentir completamente identificado con la historia.

La autora ha dado en el clavo al definir con este cuento como puede ser una relación entre hermanos. Que las diferencias existen y existirán, algo que queda totalmente en el cuento. Pero que no debemos olvidar lo que realmente importa.

La ennumeración de las diferencias, parecía que las estuviese señalando mi hijo mayor, porque en muchas cosas le pasa igual con su hermana pequeña. Por ejemplo en el momento en el que a la hermana mayor le gusta construir y al otro derribar, el orden…. y un monton de cosas que hace que nuestros hijos entiendan que las diferencias y las desavenencias no son nada nuevo si no una realidad en la que hay que vivir y tratar de buscar los puntos que realmente les unen.

Me gusta mucho que la lectura sea en verso, lo hace muy placentero al leer en voz alta. Las imágenes son sencillas y muy ilustrativas, apoyan sin ninguna duda el texto y consigue que entendamos muy bien todo lo que nos cuenta en sus páginas.

Pero sin duda lo que más nos a gustado es que sea capaz de ilustrar el mundo hermanos, desde una perpectiva diferente a lo que habíamos visto hasta ahora. No sólo desde la llegada del hermanito si no también lo que sucede cuando ya pasa un poco de tiempo. Para validar y dar voz a lo que pasa entre los hermanos una vez se hacen un poco mayores

En definitiva, un cuento sobre hermanos imprescindible

Creo que puede ser una ayuda fundamental para los padres, ya que ayuda a anticipar el conflicto y también a validar sus emociones al respecto.

Decir que los hermanos siempre se tienen que llevar bien, y que no tienen que pelearse, es fácil pero un poco utópico desde mi punto de vista. Lo que no es utópico es que consigan, aun con todas sus diferencias recordar que hay muchas más cosas que los unen y que pesan mucho más que sus diferencias.

Como madre me ha parecido genial y creo que es una oportunidad única para poder hablar con nuestros hijos acerca de su relación como hermanos, entender un poco mejor lo que sienten y sentar las bases para el futuro diálogo. ¿Que más se puede pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te pierdas lo último

Lidia Moreno

Lidia Moreno

Escribo, investigo y divulgo todo lo que tenga que ver con el mundo infantil. Especializada en literatura infantil y juvenil ¿Quieres trabajar conmigo?¡Mándame un correo!

Suscribete y recibe todas las novedades

Ir arriba