Table of Contents

Reseña del cuento Yo voy conmigo de Raquel Diaz Reguera

Yo voy conmigo es un cuento De Raquel Diaz Reguera de la editorial Thule. Un libro que forma parte de la colección Trampantojo. Un cuento que nunca deja de estar en las librerias infantiles por su gran popularidad. Nosotros lo descubrimos unas navidades en una biblioteca al aire libre y desde entonces lo veo en todos lados. Y creo que no es para menos ya que este cuento de tamaño pequeño contiene una historia muy grande en su interior.

El título ya nos dice un poco que el cuento va hablar sobre todo de la personalidad concreta de alguien. Lo que no nos dice es lo que va suceder con toda esa personalidad. Tienes que entrar en el cuento y descubrirlo. Es posible que yo te cuente el argumento pero creo que precisamente este cuento gana muchísimo más en persona. Asi que os dejo el enlace directo por si quereis adquirirlo.

De que trata el cuento Yo voy conmigo

Yo voy conmigo es la historia de una niña, llena de alegria y vitalidad. Con muchos pájaros en la cabeza y con una personalidad que hacen de ella una niña única. A ella le gusta Martín, está embobadísima con él. Si embargo Martín no parece haberse dado cuenta de la presencia de nuestra protagonista. No le mira, no le hace ni caso. Así que sus amigos con toda la buena voluntad le irán aconsejando deshacerse de algunas cosas de ella para poder llamar la atención de Martín.

Poco a poco ella va despojándose de todo aquello que podíamos ver en las primeras paginas, su pelo, sus gafas y en definitiva todo lo que le hacia única. Con el propósito de que Martin le haga caso. Durante estas renuncias a su personalidad iremos viendo como el semblante de nuestro personaje lejos de hacerse más alegre, va haciéndose más gris y triste. Lo que empezó como algo sin importancia acabó con todo lo bueno que tenia nuestra protagonista.

Lo que más nos gusta del cuento Yo voy conmigo

Es un cuento perfecto para poder hablar del autoconocimiento y del autoestima en edades muy tempranas. Antes de que nuestros niños empiecen a cambiar para poder encajar, este cuento nos habla de la importancia de darle el lugar a nuestras diferencias y especialidades. No sólo desde el punto de vista hacia uno mismo si no hacia los demás. Ayuda a ver que cada cosa diferente que los demás tienden sumar y añade valor a cada ser humano. Si empezamos a querer quitarles esas cosas dejan de ser quienes son y por lo tanto dejan de disfrutar de su propia forma de ser.

Nos gusta a demás como en el cuento podemos plasmar los dos puntos de vista. Los amigos intentando influenciar y cambiar a nuestra querida niña para que entre en el estereotipo que tienen ellos de perfección. Lo que hace que podamos hablar con nuestros hijos o trabajar en las aulas la importancia de no dejarnos llevar por los ideales que nos marca la sociedad y como no debemos intentar encasillar a nuestros compañeros y amigos. Y por otro lado, desde el punto de vista de la protagonista. Podemos hablar y trabajar sobre nuestra propia personalidad, dar a cada cosa de nosotros, su lugar y no desecharla por que los demás lo quieren así. Poner realmente en valo,r cada una de nuestras diferencias como algo necesario y que debe primar en nuestra sociedad.

Pero sin duda alguna lo que más nos gusta es el final, la respuesta de nuestra protagonista a todo aquello que le han ido diciendo.Su reflexion final y su forma de hablarnos de ella misma hace que realmente envidiemos esa fortaleza y queramos tener esas alas que ella tiene para ser ella misma.

Las ilustraciones son muy clarificadoras, están hechas con muy buena mano por Raque Diaz Reguera y cuentan muy bien atraves de las imágenes todo lo que le pasa a nuestra protagonista. Podemos ver en cada imagen quien es ella y lo que se le va quitando en cada momento. Una forma de transmitirle a los más pequeños directa y sencilla a la vez que hace que no se pierda en ningun momento la esencia de este cuento tan maravilloso.

En definitiva Yo voy conmigo un libro genial.

Un libro que tiene un mensaje tan claro y tan necesario que puede ayudar y mucho a la situación social en la que vivimos. Y además puede formar a la futura generación en una sociedad que respete muchísimo más a todo aquel que no es igual que nosotros, en definitiva que consiga que nos respetemos todos unos a otros. Porque que levante la mano quien crea que no es diferente en ningún sentido. Una realidad que pocos ven y que es necesaria contar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete y recibe todas las novedades

Si quieres contarme algo trabajar conmigo o simplemente saludarme, estaré encantada de atenderte!
Lidia
Mamá Canija